EL ANGLICANISMO EN LA HISTORIA CRISTIANA

Año

Acontecimiento

Consecuencia

67 d.C.

San José de Arimatea y los orígenes del cristianismo celta en las Islas Británicas

Según la tradición anglicana, san José de Arimatea llegó a las costas de Inglaterra y trajo consigo el mensaje del Evangelio de Cristo. Así comenzaron los orígenes del cristianismo celta.

 

200 d.C.

 

Tertuliano y la Iglesia Británica.

Entre los escritos de Tertuliano se encuentra una carta en la que dice: “…aquellos distritos británicos hasta hoy inaccesibles a los romanos, que han sido subyugados a Cristo…” Esta fue una de las primeras referencias históricas del cristianismo céltico (Inglaterra).

 

303 d.C.

 

San Albano de Verulam

Fue el primer mártir cristiano británico en 303 d.C ajusticiado por manos de los esbirros del Emperador Dioclesiano, porque se rehusó a hacer sacrificios a los dioses, en la persecución de cristianos decretada por este tirano. San Albano se habría convertido por el ejemplo de un sacerdote que él asiló en su casa durante esa persecución.

313. d.C.

 

 

 

 

 

314 d.C.

Edicto de Milán.

 

 

 

 

 

I Concilio de Arles (Galias)

  • Este año se firmó el Edicto de Milán que dio fin a las persecuciones de los cristianos. Así, el Emperador Constantino oficializa la Religión de los cristianos; y comienza a llamarse Iglesia Católica Romana (La Iglesia oficial del Magno Imperio Romano).
  • Tres Obispos británicos (Londres, York y Lincoln) participaron en el I Concilio de Arles (Galias). Este Concilio fue el primero convocado por el Emperador Constantino el Grande. Allí se condenó la doctrina hereje del donatismo, se excomulgó a Donato y se asentaron  22 Leyes canónicas relativas a la Pascua, la residencia de los Clérigos, la participación en carreras y luchas de gladiadores, el bautismo de herejes y otros asuntos disciplinarios. Este Concilio fue predecesor del I Concilio de Nicea. (San) Agustín de Hipona lo consideró ecuménico.

 

 

 

359 d.C.

 

 

 

Concilio de Rímini.

Al finalizar el Concilio de Rímini, los Obispos británicos que participaron fueron los únicos en aceptar asignaciones para sus viajes de regreso a Inglaterra. Esto demuestra que la Iglesia de Inglaterra era muy pobre, pero era una Iglesia enteramente evangelizadora y misionera.

 

 

397 d.C.

 

 

San Niniano, Obispo.

Fue enviado por la Iglesia de Inglaterra a misionar y a evangelizar Escocia. Fue consagrado Obispo en Galloway (año 430). Fue el primer santo inglés reconocido en esa región escocesa.

 

 

 

432 d.C.

 

 

 

San Patricio, Obispo.

Fue consagrado Obispo misionero en el año 432 por el Obispo Germano de Auxerre, fue a evangelizar el Noreste de Irlanda. Luego de su muerte ocurrida en el 461, fue elevado a los altares. Fue proclamado santo patrono de Irlanda.

 

 

 

597 d.C.

 

 

Gregorio el Grande y el proyecto de romanización de la Iglesia Inglesa.

El Papa Gregorio I (apodado El Grande) envió al monje benedictino Agustín con 40 monjes a catolizar y romanizar la Iglesia cristiana de Inglaterra. Agustín fue consagrado Obispo de Inglaterra, aunque jamás fue reconocido por los británicos. Fue canonizado con el nombre de San Agustín de Cantórbery.

 

 

 

663 d.C.

 

 

 

I Sínodo de Whitby

Se celebró el I Sínodo de Whitby; allí se acordó que la Iglesia de Inglaterra aceptaría las costumbres de la Iglesia Occidental (católica romana) y muchas características del cristianismo céltico fueron absorbidas en la vida de la Iglesia en su totalidad. Personaje clave en este Sínodo fue Wilfredo de Ripon.

 

 

 

673 d.C.

 

 

 

I Concilio de Herford

Se celebró el Concilio de Herford. Fue considerado el I Sínodo Nacional de los clérigos ingleses, presidido por (San) Teodoro de Tarso, Arzobispo de Cantórbery (667-690). En este Concilio se definieron los cánones que pusieron los fundamentos de la vida de la Iglesia Inglesa.

 

 

1075 d.C.

 

 

El rey Guillermo (apodado el Conquistador).

Escribió al Papa Gregorio VII, negando prestar lealtad reservada al Papa y a sus sucesores. Solo reconocía la contribución en dinero que se había recaudado por casi tres (3) años, durante el tiempo que el Papa estuvo en Gales. 

 

 

 

 

 

1213 d.C.

 

 

 

 

 

El rey Juan (apodado Sin Tierra).

Juan I quien antes había rechazado el nombramiento de Stephen Langton como arzobispo de Cantórbery, designación que había sido hecha por el papa Inocencio III. El Papa respondió sin ambages y con mano dura. El 23 de marzo del año 1208 puso en entredicho a la nación inglesa. Se cerraron las iglesias, se prohibieron asambleas para culto, sólo se permitió la celebración de bautismos y funerales, La Iglesia sufrió muchísimo. Algunos obispos abandonaron el país. Los clérigos perdieron sus derechos civiles y los seglares la administración de la Iglesia. En el año 1209 el papa Inocencio III excomulgó al rey Juan I. Francia amenaza con la invasión de Inglaterra. Ante tal situación el rey se somete a Roma el año 1213, así queda la nación inglesa convertida en un feudo romano.   

 

 

 

 

 

 

 

 

1302 d.C.

 

 

 

 

 

 

 

 

De Inocencio III

a Bonifacio VIII

  • El papa Inocencio III se hinchó de poder y quiso convertirse en un monarca absoluto a quien todo el mundo debiera obedecer. Para crear tal sistema absolutista se necesitaba mucho dinero que conseguía por medios que hoy consideraríamos nada evangélicos. Con ello el pueblo inglés se resintió contra el papa.

 

  • El papa Bonifacio VIII quiso consolidar el poder con argumentos teológicos y publicó la Bula “Unam Sanctam” en la cual explicaba la teoría de las 'dos espadas', la temporal y la espiritual, y ambas blandidas por el poder eclesiástico papal.

 

 

 

 

1324 d.C.

 

 

 

John Wycliffe (Reformador Inglés)

El sacerdote y teólogo reformador de origen Inglés, Juan Wycliffe sale a escena en la Iglesia de Inglaterra. Se enfrentó al Papa (san) Gregorio XI, quien escribió cinco Bulas ordenando el arresto y procesamiento de este reformador. Wycliffe tuvo tres grandes puntos que marcaron su importancia en la vida de la Iglesia inglesa: 1º) La predicación del evangelio que en aquel tiempo estaba tristemente abandonada; 2º) La Biblia abierta para todo el pueblo de Dios; y 3º) Desafío a la autoridad de la Iglesia Medieval.

 

 

1520 d.C.

 

 

Enrique VIII vs. Luteranismo

El rey Enrique VIII se enfrenta a los reformadores luteranos y escribe un Tratado sobre los Sacramentos. Esa actitud fue premiada por el Papa León X, quien le dio el título de “Defensor de la Fe”. Título este que ostentan todos los reyes de Inglaterra hasta hoy.

 

 

 

1533 d.C.

 

 

 

El rey Enrique VIII de Inglaterra

 

Rompe sus relaciones con la Sede de Roma por asuntos políticos más no doctrinales; y promulgó el Acta de Supremacía conserva todo el legado de la doctrina católica. Desde entonces se proclamó Jefe de la Iglesia Inglesa (cargo que se conserva hasta la actualidad).

 

 

 

 

1534 d.C.

 

 

 

 

Thomas Cranmer (1489-1556)

 

Luego de la separación con la sede romana fue nombrado Arzobispo de Cantórbery. Escribió el Libro de Oración Común (1549). Este Libro de Oración Común, fue revisado y adaptado durante el reinado de Eduardo IV en 1552 por los puritanos (anglicanos protestantes) y nuevamente revisado y adaptado durante el reinado de Isabel I en 1559 por los teólogos isabelinos (anglo-católicos).

 

 

1549d.C.

 

 

Libro de Oración Común

Se publicó la primera edición del Libro de Oración Común para la administración de los Sacramentos y Otros Ritos y Ceremonias de la Iglesia (LOC), que fue escrito por Thomas Cranmer, Arzobispo de Cantórbery, durante el período de la Reforma de la Iglesia Inglesa.

 

 

 

 

1553 d.C.

 

 

 

 

Reinado de Eduardo VI

Primero el protestante: Eduardo VI, el heredero, era un niño de nueve años, así quien tenía el poder era un Consejo de Regencia,  a cuya cabeza se hallaba el protestante Duque de Somerset. Bajo su gobierno, se emprendió una serie de iniciativas destinadas a protestantizar a la Iglesia. Durante su reinado revisó el LOC y se adoptaron algunos cambios en la liturgia anglicana. Hubo persecución contra los anglo-católicos.

 

 

1555 d.C.

 

 

Reinado de María Tudor

Trató de devolver Inglaterra al catolicismo romano. Anuló el Juramento de Supremacía de Enrique VIII. Durante este período se persiguió a los protestantes, que le valió a la reina el nombre de “María la sanguinaria”.

 

 

 

 

 

1558 d.C.

 

 

 

 

 

Reinado de Isabel I

La reina Isabel I (reinó entre 1558-1603) combatió al rey católico Felipe II de España por el dominio de los mares y del Nuevo Mundo. Derrotó a la armada invencible con ayuda de una tempestad en 1558. En 1559 restableció el “Juramento de Supremacía de Enrique VIII”. ¿Por qué lo hizo? Isabel, indiferente en materia religiosa, era una hábil política que deseaba la grandeza de su país, Su rival político era España, tradicionalmente católica y sus aliados los protestantes tanto los británicos como los europeos. Restableció la vigencia del Acta de Supremacía, estableciendo el tribunal de la “Alta Comisión”. Este tribunal persiguió a los católicos y puritanos y desposeyó a los obispos. Nombro “obispo” de Cantórbery a Mateo Parker, quien reestructuró la jerarquía anglicana, teniendo como base el sistema episcopal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1565 d.C.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pío V ex comulga a  Isabel I

El Papa Pío V, ofreció reconocer el Libro de Oración Común de Thomas Cranmer, sí la reina Isabel I lo aceptaba de la mano del Papa en señal de sumisión, obediencia y lealtad al papado. Propuesta ésta que Isabel I rehusó considerándolo un ultraje del Papa hacia la soberana. El Papa Pío V promulgo la Bula “Regnans in Excelsis” mediante la cual excomulgó a la reina Isabel I de Inglaterra; y dispensaba a los súbditos de la obligación de prestarle obediencia y les prohibía reconocerla como soberana. Fue este un error de juicio, ciertamente, pero se explica por el desconocimiento de las circunstancias reales de Inglaterra y de  los sentimientos del pueblo. Esto fue el detonante para que el pueblo de Inglaterra que amaba a su reina, odiara a la Iglesia católica romana. En esta ocasión la reina escribió ese mismo año, una carta al Sacro Emperador Romano Fernando en la que declaraba: “Nos y nuestros vasallos, Dios sea loado por ello, no seguimos religiones novedosas ni extrañas, sino la misma religión que CRISTO manada, la que la Iglesia primitiva y católica sanciona, la que aprueban la mente y la voz de los padres más antiguos de común acuerdo”.  

 

 

1571 d.C.

 

 

Los XXXIX Artículos de la Religión Anglicana.

Estos artículos recogen la Sana Doctrina Anglicana. Fueron preparados en su forma actual, como resultado de un movimiento teológico que abandonó dogmas romanos y abrazó las doctrinas bíblicas de la Reforma. (Cf.  www.anglicanos.net/39_intro.htm )

 

 

 

 

 

 

 

 

1593 d.C.

 

 

 

 

 

 

 

 

Origen de la llamada: “Vía Media: los anglicanos son católicos más no romanos, evangélicos más no protestantes”

Para el año 1593 ya se había hecho evidente que la Iglesia de Inglaterra no seguiría ni los extremismos de Roma ni los de Ginebra. Fue este el famoso origen de la vía media que no, ha de entenderse en un sentido negativo de compromiso entre dos extremos. Al contrario el Anglicanismo se precia de entender el evangelio de una manera positiva libre de las distorsiones y exageraciones protestantes y del dogmatismo romano. Esto es, los anglicanos son católicos más no romanos, evangélicos más no protestantes. El obispo Stephen Neill resume en su obra la postura anglicana de esta manera:

"Muéstresenos algo claramente establecido en la Sagrada Escritura que no enseñemos, y lo enseñaremos; muéstresenos algo de nuestra enseñanza y práctica evidentemente contraria a la Sagrada Escritura, y lo abandonaremos."

Por: +Muy Rvdo. Pbro. Lcdo. Carlos Rivero.

Vicario Episcopal Región Capital-Oriente ICARVEN

Continuará...

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar