NOTAS SOBRE LA LITURGIA ANGLICANA

                     +Exmo. Mons. CarLos Alfredo Rivero Pérez.                   

Obispo de la Diócesis "Santa María de Walsingham", Oriente de Venezuela.

 

El Culto de la Iglesia: La Santa Eucaristía es el acto principal de adoración cristiana en el día del Señor (Domingo) y otras fiestas mayores. La Eucaristía dominical y el Oficio Divino de Oración (Liturgia de Las Horas) matutina y vespertina (Diario) son los ritos regulares designados para el Culto Público (Congregación) en esta Iglesia.

La liturgia del pueblo total consiste en las varias liturgias de las órdenes de ministros en la iglesia. Es decir, los laicos, los obispos, los presbíteros y los diáconos, cada orden tiene su propio rol a desempeñar en la liturgia pública de nuestra Iglesia según dicen las rúbricas de los ritos del Libro de Oración Común (LOC).

El obispo es el oficiante o presidente principal de los cultos litúrgicos en nuestra Iglesia. Normalmente esta tarea de oficiar o presidir es compartida y ejercida por los presbíteros en sus parroquias, pero el ideal es que el obispo presida. El dirigente en el culto en una asamblea cristiana es normalmente un obispo o un presbítero, porque “los diáconos en virtud de su orden no ejercen función presidencial”. Solo en ausencia de un obispo o un presbítero, el diácono o un laico autorizado pueden oficiaren la liturgia de la Palabra de Dios. El obispo es en efecto, el sumo sacerdote de la Iglesia en su Diócesis. De derecho, él tiene el privilegio y el deber de presidir en el culto cuando esté presente. El presbítero recibe por medio de su ordenación sacerdotal la autoridad de presidir en lugar del obispo en su ausencia, con excepción de los ritos de ordenación y confirmación. “Bajo circunstancias excepcionales, cuando no esté disponible un presbítero, el obispo puede, a su discreción, autorizar a un diácono a que también presida en otros ritos también sujetos a las limitaciones prescritas en las rúbricas de cada rito”.

La práctica litúrgica implica cuatro elementos básicos:

1)      El texto de los ritos debe ser siempre el Libro de Oración Común (LOC) debidamente autorizado por la autoridad competente y no otro diferente.

2)      La observancia de las rúbricas que constituyen las reglas litúrgicas.

3)      Los cánones de la Iglesia que indican algunos aspectos de nuestra práctica litúrgica.  

4)      La tradición litúrgica de la Iglesia que regula los aspectos del culto como vestimentas, arreglos de la iglesia, colores litúrgicos, vasos, linos, libros, etc.

  

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar